EL RELOJ DEL INFIERNO

Antonio Enrique

ISBN: 978-84-89739-28-4    Rústica

64 pp.    8 €

 

    Nacido de los poemas «El mal» y «El diablo», insertos en Santo Sepulcro (1998), El reloj del infierno indaga en la zona oscura de la naturaleza humana, al tiempo que responde al deseo de conjurar los temores que la soledad cósmica y la libertad frente al destino desencadenan en la conciencia colectiva. En el presente libro, cuyo motor más profundo es el silencio de Dios ante la degradación, la enfermedad y la miseria, el infierno es expresado no ya como espacio de lo indeseable presentido, sino como paraíso mudo y desierto, aun provisto, paradójicamente, de todas las hermosuras: «Pero nadie hay, no se ve nadie en este jardín, / por eso es el infierno. Por eso es el infierno, / y porque se parece, tan vasto y cruel, / hermoso y solitario, a un pecado de Dios.»

 

    Antonio Enrique nació en Granada en 1953, y vive en Guadix, cuyo paisaje dormido en el tercer día de la Creación ha decidido la atmósfera terminal de sus libros más recientes. Es autor de las novelas La armónica montaña (1986), Kalaát Horra (1991), reeditada con el título Las praderas celestiales, y La luz de la sangre (1997), además de otros libros de ensayo y narrativa como Tratado de la Alhambra Hermética (1988 y 21991) y Cuentos del río de la vida (1991). Es crítico prolífico, con centenares de comentarios, y ejerce como profesor de Literatura. El reloj del infierno hace el número catorce de sus libros de poesía.

   

d

d

 

Colección de Poesía