EL MANUSCRITO DE HA-KOHÉN

Ana Riaño

ISBN: 978-84-89739-43-7    Rústica

80 pp.    10 €

 

Prólogo.- «Ana Riaño: del sueño a la palabra», por José Lupiáñez

Al Lector

 

Primera parte

[De cómo se conocieron Yosef ha-Kohén y Garcilaso de la Vega]

 

I. Alcanzar tierras de otra geografía

II. Corría el mil quinientos treinta y era

III. Coronaban al rey del más extenso

IV. De tila y amapolas persuasiva

V. Contemplaban sus ojos sin apuro

VI. Conversando a la umbría, entretenidos

VII. No supe qué decir tras su lectura

VIII. En horas de mirar el declinable

IX. Yo, Yosef ha-Kohén, había restado

X. Supe de Garcilaso enamorado

 

Segunda parte

[De la amistad entre ambos y de sus vidas]

 

I. Aquel Salicio y luego Nemoroso

II. Hasta tierras de Olías os llevaron

III. En apartada isla, sin cerrado   

IV. La música os resuelve más la rima

V. Vencida de luchar quedó la frente 

VI. En un cofre de carne el alma canta

VII. Quisiera definirle en un momento

VIII. Ha vuelto a ser otoño y ya mi frente

IX. En dónde he de buscaros, alma mía

X. En tanto que su reino a Europa mira

XI.Digo mi tefilá al cayer la tadre  

XII. No dirán de mi pueblo desterrado

XIII. Hallábame leyendo del hebreo

XIV. ¿Qué abalorios de cuarzo son aquéllos

XV. Dolerme en la tristura de esta ida

XVI. Me pregunto quién soy, cuál es mi esencia

XVI. Entre luz lapislázuli mi casa

XVIII. Si lágrimas me corren y este llanto

XIX. Vuestra ciudad, magnífica Toledo

XX. No sé si de mi padre os he hablado

XXI. Della Mirandola y Ficino alzados

XXII. Fugaz fue vuestra estancia y mi cosecha

XXIII. Han inundado mi alma de tristeza

XXIV. Sobre aquella montaña alzo mi llanto

XXV. Por qué no pudo ser, Dios mío, un día

XXVI. Este cálamo asido por mí, humano

 

     Conocedora del mundo multicolor norteafricano y, en especial, de la cultura sefardí de la diáspora, Ana Riaño nos ofrece en los treinta y seis sonetos que componen el libro, una visión lírica y profunda de la amistad que pudo surgir en la Italia del Renacimiento entre el intelectual y médico judío Josef ha-Kohén y el poeta castellano Garcilaso de la Vega. Con rigor histórico, la autora recorre las biografías de ambos personajes, valiéndose de los versos manuscritos del judío que en ella inventa en su sueño. El mensaje que trasciende de este singular poemario no es otro que el entendimiento entre las diferentes culturas, sólo posible con la generosidad compartida.

      Ana Riaño, melillense afincada en Granada, en cuya Universidad imparte la enseñanza del judeoespañol y su literatura, es una apasionada de la música, hasta el punto de que casi toda su obra poética ha sido editada hasta la fecha en formato discográfico con notación musical que ella misma ha compuesto e interpreta. Destacan de su producción: Somos calor y tierra (Málaga-Madrid, 1980), ¿Quién? (Málaga-Madrid, 1982) y Balada para un interior (Málaga, 1992). En 1996 grabó el CD titulado De color y claridad, con una selección de poemas y canciones, éstas últimas dedicadas a Melilla, que el poeta Miguel Fernández, Premio Nacional de Literatura 1977, escribió para ella.

   

d

d

 

Colección de Poesía