MANUAL DEL PERFECTO MALAFOLLÁ

Andrés Cárdenas

ISBN: 978-84-96914-32-2    Rústica

160 pp.    12 €

 

Í n d i c e

 

Introducción

Capítulo I.     La indecisión del escrito

Capítulo II.    Mi experiencia en la casa rural

Capítulo III.   Mi encuentro con Harry

Capítulo IV.   Una decisión importante

Capítulo V.    Encuentro en La Herradura

Capítulo VI.   En busca de una definición

Capítulo VII.  La madre del malafollá siempre está preñada

Capítulo VIII. Cuando un granadino viaja, mete la malafollá en la maleta

Capítulo IX.   Mil maneras de ser malafollá

Capítulo X.    Manual del perfecto malafollá granadino

Capítulo XI.   ¿Atiende la malafollá al sexo del que la tiene?

Capítulo XII.  Diferencias con el malaje sevillano

Capítulo XIII. Las viñetas del Malafoioski

Capítulo XIV. ¿Hay que tomarse a risa la malafollá?

A modo de conclusión

  

    Cuando en uno de los muchos encuentros que el autor ha tenido con su buen amigo Pepe Ladrón de Guevara, le dijo que quería escribir algo más sobre la malafollá, ese carácter tan puramente granaíno al que este último dedicó su famoso libro, lo miró con ojos lastimeros y le soltó: “Haz lo que quieras. Allá tú”. Ladrón de Guevara escribió La malafollá granaína hace casi treinta años y le dijo que no quería saber más sobre el tema. Le dio algunos consejos, un texto (que el lector encontrará en este libro) y le deseó suerte, aunque lo hizo como ese artificiero que, a ciegas, le indica a un compañero qué cable cortar para que no estalle la bomba. Así pues, tras darle muchas vueltas, el autor decidió dedicar otras ciento y pico páginas a esta peculiaridad tan consustancial al granadino.

    Está muy extendido lo difícil que es definir dicho carácter, y para explicarlo hay que sustentarse en casos de personas que lo han sufrido. Y eso también se hace en este libro. Vaya como muestra lo que le pasó a su amigo Pepe el Geólogo cuando fue a Costales a comprar dos plumas antiguas en el tiempo en que el dueño de la popular papelería había puesto un cartel diciendo que liquidaba todos los productos por cierre del negocio. Las dos plumas se vendían por cien pesetas. Cuando fue a pagar encontró al dependiente leyendo el periódico. Su amigo, para romper el hielo, quiso hacerse el simpático y le preguntó si aquellas plumas todavía podían escribir. El papelero dejó un momento de leer el periódico, lo miró por encima de las gafas y le espetó: “Por diez duros que cuestan no querrá usted que escriban el Quijote”.

 

     

    

 

d

d

Andrés Cárdenas Muñoz (Bailén, 1954), licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid, comenzó su carrera periodística en el diario Jaén y ha trabajado durante treinta y dos años en el periódico Ideal. Actualmente colabora en Granada Hoy, El Independiente de Granada, Granada Digital y en el Colegio de Médicos de Granada.

Como escritor ha publicado varios libros de viajes: Carriles de silencio (Premio Jaén, de Caja General de Ahorros de Granada); Crónicas de San Apolón, recorrido por los santuarios de los curanderos andaluces y todos aquellos lugares “mágicos” de nuestra comunidad autónoma; Tu tierra, tu gente, enciclopedia en tres tomos sobre las comarcas andaluzas, en colaboración con Juan Eslava Galán, Francisco Izquierdo y Julio Alfredo Egea. Ha recopilado sus artículos en Historias del móvil, El tiempo y yo contra todos, Trajín de vida y Ochenta veces hoy. Es autor de las novelas Pero nunca vencido y El extraño caso de la leche en polvo, así como de la novela de ambientación histórica El cántaro roto, un minucioso, ameno y documentado relato sobre la batalla de Bailén y las consecuencias que tuvo en la guerra de la Independencia y el futuro inmediato de España. Otras novelas suyas más recientes son: Luna de Octubre. El naufragio de La Herradura, sobre el desgraciado suceso de la armada española en la pequeña bahía de este pueblo granadino, y La vidente ciega. También es autor del ensayo escrito en tono humorístico Dejaos de pollas, vayamos a pollas, uno de los libros de temática granadina más vendidos en los últimos años.

  

 

Temas Granadinos